David Malpass, presidente del Banco Mundial, rechaza dejar el cargo

El jefe del Banco Mundial está bajo fuego por no reconocer el papel de los combustibles fósiles en el calentamiento global, durante una mesa redonda el martes organizada por el New York Times.

“Condenamos los comentarios del presidente” del Banco Mundial, dijo el viernes la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, aunque advirtió que “reemplazarlo requiere el acuerdo de la mayoría de las partes”.

Interrogado en la mesa redonda acerca de una declaración del exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore, que lo acusó de ser un negacionista del cambio climático, Malpass se negó en varias oportunidades a decir si creía que las emisiones provocadas por la actividad humana estaban calentando el planeta.

“No soy un científico”, afirmó.

Pero, bajo críticas crecientes, Malpass aclaró su posición el jueves y lo hizo nuevamente el viernes.

“Está claro que las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la actividad humana se están sumando, están causando el cambio climático”, declaró a Politico. “Entonces, la tarea para nosotros, para el mundo, es reunir los proyectos y la financiación que realmente tengan un impacto”.

En una entrevista con CNN un día antes, Malpass también había reconocido que el cambio climático procedía de “fuentes artificiales, incluidos los combustibles fósiles, el metano, los usos agrícolas y los usos industriales”.

No soy un negacionista”, aseguró, y agregó que su mensaje había sido “enredado” y que él “no siempre” transmitía bien lo que quería decir.

A pesar de sus esfuerzos por controlar la polémica, la espuma no ha bajado y la Unión de Científicos Preocupados fue el grupo más reciente en pedir que el jefe del organismo sea reemplazado.

“Las personas que viven en el Sur Global merecen que el Banco Mundial sea liderado por un defensor acérrimo del ambiente, no por alguien que no ha dedicado tiempo suficiente con el profundo equipo de científicos y expertos del banco para entender los hechos más básicos sobre las causas del cambio climático”, reclamó la presidenta del grupo, Johanna Chao Kreilick, en un comunicado.

“Malpass debe ser reemplazado inmediatamente”, añadió.

-“Estoy preocupado”-

Mientras Malpass enfatiza las acciones del banco sobre el medioambiente, las críticas se han hecho crecientemente ruidosas.

“En este momento estoy preocupado por el Banco Mundial”, dijo a comienzo de semana el economista ganador del premio Nobel Joseph Stiglitz a la AFP.

Sobre temas críticos como el cambio climático, considera, “infortunadamente el Banco Mundial no ha asumido el tipo de liderazgo global que el mundo necesita ahora”.

El jefe del Banco Mundial es tradicionalmente un estadounidense, mientras que el líder del otro gran prestamista internacional, el FMI, tiende a ser europeo.

Malpass es un veterano de las administraciones republicanas y fue designado en 2019 bajo la presidencia de Donald Trump, conocido por sus posturas negacionistas sobre la realidad del cambio climático.

CORBATAS JLA

Cortesía de Expansión



Dejanos un comentario: