Fama al servicio de buenas causas

En 1973, la primera edición televisada de los premios de la Academia fueron el escenario ideal para lo que se convirtió en una de las intervenciones más recordadas en la ceremonia de los galardones. Marlon Brando rechazó su premio a mejor actor y en su lugar envió a la presidenta del Comité Nacional de Imagen de los Nativos Estadounidenses y actriz de etnia apache, Sacheen Littlefeather, quien en su discurso denunció los malos tratos de la industria cinematográfica hacia su grupo y la brutal masacre de Wounded Knee, en la que un regimiento de caballería estadounidense atacó a nativos de la tribu lakota, dejando alrededor de 300 muertos.

TE PUEDE INTERESAR:   Se fue por pobre, aquí no hay trabajo: abuela de migrante sobreviviente a tráiler en Texas

Años después, en 1975, el artista plástico y referente de la corriente Pop, Andy Warhol, realizaba Damas y caballeros, una serie de retratos de drag queens, mujeres trans, y mujeres negras.

Entre los rostros que fueron tomados está el de Marsha P. Johnson, icono activista de la lucha LGBT+ que dedicó sus esfuerzos a la liberación y orgullo homosexual después de lo ocurrido en el bar Stonewall In (1969), cuando una redada policial al conocido punto de reunión de la comunidad terminó por colmar los ánimos, detonando una serie de protestas violentas. Hoy, las marchas por el orgullo LGBT+ se realizan en el marco de la conmemoración de aquellas protestas, y nuevas personalidades del espectáculo se suman en apoyo.


De la misma década datan las primeras apariciones del consolidado activismo de Jane Fonda, galardonada actriz que ha levantado la voz en contra de las guerras de Vietnam y de Iraq, y también ha hablado en favor de los derechos laborales para trabajadoras domésticas, en el marco del #MeToo. Actualmente, Fonda lidera un grupo de protesta contra el cambio climático inspirado en el Fridays For Future de la también activista Greta Thunberg.

En materia de conflictos, el de Ucrania es tan solo de los más recientes, uno que ya le ha costado la vida a 4 mil civiles. Recientemente, los actores Ben Stiller, como embajador de buena voluntad de la ACNUR, y Sean Penn, quien filma un documental sobre la invasión, han visitado al presidente Volodímir Zelenski, y a ser testigos de la destrucción orquestada por las fuerzas del Kremlin.


Angelina Jolie pasa como otro ejemplo de famosa muy conocida por líos amorosos, pero también por ser aliada de Naciones Unidas en apoyo a los refugiados. Ella misma ha narrado que en algún momento “supo que sus hijos estaban por ahí”, y adoptó bebés en Camboya, Etiopía y Vietnam.

La segregación racial, las violaciones a los derechos humanos, la lucha por los derechos LGBT y el reclamo por el cambio climático y la guerra han sido causas por las que artistas, celebridades, y personajes dentro del espectáculo han levantado la voz -ya sea en el escenario de los premios de la Academia, o dejándose ver arrestados por manifestarse-, utilizando su influencia en el público y los medios para voltear el foco hacia problemas que también deben ser vistos.

LEG

Cortesía de 24-Horas



Dejanos un comentario: