La desaceleración de EU debilitará las exportaciones mexicanas

Estas cifras muestran, “con números claros”, el éxito que ha tenido México en la aplicación el T-MEC, destacó el directivo, quien agregó que 28% de las exportaciones están relacionadas con el sector automotriz.

Las ventas de México al vecino del norte en 2021 fueron por cercanas a 400,000 millones de dólares, mientras que las compras oscilaron en 221,000 millones; esto dio al país un superávit de 178,000 millones, apuntó Ruiz Huarte.

“En el negocio México-Estados Unidos, la balanza comercial es muy favorable a México. Esto, sin duda, se debe a la relación del T-MEC y al fortalecimiento de las guerras comerciales”, destacó.

En cinco meses, el país vendió poco menos de la mitad del total de 2021. Sin embargo, ahora que en Estados Unidos ha endurecido la política monetaria para controlar la inflación, es posible que haya un menor consumo y por ende un descenso en las ventas mexicanas.

“Será hasta el próximo año cuando tengamos un mucho menor crecimiento de la economía americana, pero pensamos que no necesariamente caeremos en una recesión”, dijo el directivo del Comce.

“Esto puede causar algún problema en el crecimiento económico de nuestro país”. De ahí la importancia para México de diversificar los mercados. “Es un proceso que llevará tiempo y que tendremos que hacer”, añadió.

Otra herramienta para hacer frente a una menor venta de productos a Estados Unidos, tiene que ver con atraer inversión extranjera, particularmente en lo que tiene que ver con el acortamiento de las cadenas de valor (reshoring) para evitar los problemas de logística y la disrupción en las cadenas de transporte por la saturación de puertos y falta de contenedores.

Importaciones

Las compras de México al mundo sumaron 238,000 millones de dólares en el periodo enero-mayo, lo que deja al país con un déficit por alrededor de 9,000 millones.

“Esto se explica con la balanza petrolera. Aún cuando se ha incrementado el precio del petróleo, se han incrementado también los precios de las gasolinas”, explicó el director general del Comce.

Del total de lo que importó México en los primeros cinco meses del año, 79% fue de bienes intermedios. “Lo cual demuestra una fortaleza hacia delante de nuestras exportaciones de manufactura”, dijo.

La mala noticia, apuntó el directivo del Comce, las importaciones de capital, que tuvieron un aumento de 18% comparado con enero-mayo 2021, representaron 7.7% del total que se importó.

Si se toma en cuenta que los bienes de capital, maquinaria y equipo para producir, es consecuencia de inversiones. “No es suficiente para lo que quisiéramos como país”, señaló.

Cortesía de Expansión



Dejanos un comentario: