La Unión Europea mueve sus fichas: Ucrania y Moldavia fueron aceptados como candidatos de adhesión al bloque

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron conceder a Ucrania y Moldavia el estatus de candidatos a la adhesión al bloque, una decisión adoptada en tiempo récord como respuesta política a Rusia. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sostuvo que se trata de una señal de fortaleza “frente al imperialismo ruso” abrir el proceso de incorporación de las dos ex naciones soviéticas, a pesar de que el proceso de ingreso a la UE puede demorar años. 

A pesar de ser solo un primer paso para ingresar al bloque económico, el presidente ucraniano, Vladimir Zelenski, lo celebró como “un momento único e histórico en las relaciones entre Ucrania y la UE” y agregó que “el futuro de Ucrania se encuentra en el seno de la UE”.

“Esta decisión nos fortalece a todos. Fortalece a Ucrania, Moldavia y Georgia, frente al imperialismo ruso. Y fortalece a la UE. Porque demuestra una vez más al mundo que estamos unidos y somos fuertes frente a las amenazas externas”, se sumó Von der Leyen, mientras que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, coincidió en calificarlo como un “hecho histórico”. 

En la misma reunión, se decidió dejar un paso atrás a Georgia -otra ex república soviética-, que deberá avanzar con ciertas reformas para alcanzar el estatus de país candidato, según decidió la cumbre del bloque. Charles señaló que se trata de “prioridades pendientes” que, una vez resueltas, le permitirá al país donde nació Joseph Stalin alcanzar el estatus de candidato para ingresar a la UE.  

La cumbre de este jueves en Bruselas fue la primera de tres que se celebrarán en una semana en Europa, que pondrán a prueba el grado de unidad de Occidente para apoyar a Ucrania en medio de tensiones geopolíticas en aumento y del creciente impacto económico del conflicto.

Del domingo al martes, los líderes del Grupo de los Siete (G7) protagonizarán su cumbre anual en Alemania y, tras ella, los gobernantes de la OTAN se reunirán en España para debatir, en medio de diferencias, el ingreso de Finlandia y Suecia.

“Espero que los ucranianos no se hagan ilusiones” 

El caso de adhesión de Ucrania reavivó más temprano la frustración de países de los Balcanes Occidentales que desde hace años son candidatos a ingresar a la UE y cuyo proceso de adhesión chocó con escollos difíciles de salvar. Macedonia del Norte, Albania, Montenegro y Serbia llevan varios años esperando, sin grandes avances en su adhesión al bloque, el mismo bloque que no escondió la prisa en conceder el estatus de país candidato a Ucrania y a Moldavia.

Líderes de la UE y de los Balcanes occidentales mantuvieron una reunión en Bruselas, que terminó sin que haya sido posible verificar cualquier avance. “No hemos obtenido nada”, resumió el Alexandar Vucic, presidente de Serbia, tras el encuentro. En tanto, el primer ministro de Albania, Edi Rama, dijo que la situación actual es “verdaderamente muy, muy preocupante”. 

“Macedonia del Norte es candidato desde hace 17 años, si no perdí la cuenta. Albania, desde hace ocho. De forma que bienvenida, Ucrania. Es bueno que se le reconozca a Ucrania el estatus. Pero espero que los ucranianos no se hagan ilusiones”, expresó el mandatario albanés.

Albania y Macedonia del Norte están frustrados porque Bulgaria usó su estatus de miembro de la UE para bloquear sus adhesiones. Los tres son países de la OTAN.

Bulgaria tiene una disputa con Macedonia del Norte relativa a cuestiones étnicas y lingüísticas, y esa pulseada ha trabado también el proceso de adhesión de Albania, porque la UE considera a los tres dentro del mismo paquete.

“Es una vergüenza que un país de la OTAN, Bulgaria, secuestre a dos países de la OTAN, Albania y Macedonia del Norte, en medio de una guerra en el patio de Europa, mientras los otros 26 países permanecen sentados en demostración de impotencia”, dijo Rama.

El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, dijo en Bruselas que la regla que requiere la aprobación unánime de los actuales miembros de la UE “es un gran problema” a la hora de tomar decisiones.

“Por lo tanto, tenemos que pensar cómo tomamos decisiones en la UE, porque no podemos seguir con un solo país que bloquea durante meses y meses”, agregó.

Cortesía de Página 12



Dejanos un comentario: