Políticos se ponen los guantes… pero para romper un récord Guinness en CDMX

Ante las autoridades de la organización Guinness World Records, medios de comunicación, representantes del Consejo Mundial de Boxeo y autoridades del deporte mexicano, los boxeadores amateur realizaron una clase de 30 minutos, tras el banderazo de inicio que dio la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a través de una videollamada que se proyectó en las pantallas.

“Un gran aplauso por todo, todo tu esfuerzo; y, sobre todo, gracias a los campeones; y gracias a ustedes que hicieron posible este gran triunfo; ¡Que viva la Ciudad de México! y ¡que viva México!”, dijo la mandataria capitalina, en un enlace en video con los participantes.

Claudia Sheinbaum

La gobernadora morenista se disculpó por no poder estar en el evento (a causa del Covid), pero dio el banderazo de salida a las 8:00 de la mañana, tras una clase teórica que empezó a las 6:30 horas, en la que también participaron Martí Batres y su esposa, Daniela Cordero.

El secretario de Gobierno de la Ciudad de México llegó desde las 6:00 de la mañana con su pareja, ambos vestidos de pants y tenis, además de guantes de boxeo. Batres tomó clases de este deporte incluso semanas antes del evento, según compartió en sus redes sociales.

Marcelo Ebrard fue otro de los funcionarios que participaron en el evento, aunque de forma indirecta. El Canciller recién firmó un convenio de colaboración entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Comité Olímpico Mexicano, donde también se puso los guantes en apoyo al deporte del cuadrilatero.

En el Zócalo, el diputado federal y secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores, Miguel Torruco Garza, formó parte de la dirección de la clase, y estuvo acompañado por el empresario y promotor del boxeo, Carlos Bremer, además de ex campeones mundiales como Mariana “La Barby” Juárez, Érik “El Terrible” Morales y “La Chiquita” González, entre otros.

Cortesía de "quien.com"



Dejanos un comentario: